Música y desfiles

Posted by Kitara Julian On 6:38 AM
Los que visitáis este blog con asiduidad ya sabéis mis gustos musicales y lo eclécticos que estos son, por eso una de las cosas que más me ha llamado la atención de mi primera experiencia en Cibeles ha sido el irregular criterio de los diseñadores a la hora de elegir la música con la que mostraban sus propuestas.

Y si de entrada parece ser algo de lo que más cuidan los diseñadores, una vez allí te encuentras con propuestas absolutamente acertadas y con canciones que parece increíble que hayan pasado el filtro.

Pongamos algunos ejemplos prácticos.

Música en directo

Propuesta acertada: La de Duyos, que contó con Russian Red para que interpretase en la propia pasarela una versión de "Johnny and Mary" de Robert Palmer, una canción que a pesar de tener 30 años sigue sonando absolutamente actual.



Aunque no viene al caso quiero contar una anécdota de Robert Palmer. Allá por el año 1981 y en el momento más álgido de su fama, vino a España a grabar un programa musical (en aquel entonces se emitía música en directo en las televisiones del mundo, que cosas). Y cuando estaba en plena grabación tuvo que parar porque entraron unos militares en el plató. Era el 23 de Febero. Según reconoció posteriormente "Fue el mayor susto de su vida". No me extraña.

Propuesta errónea: La de Adolfo Domínguez, que contrató a Michael Nyman para tocar su clásica canción de "El Piano" (¿en serio? ¿El Piano?) y que como la canción no dura 3 horas y media (que fue lo que me pareció a mi que duró ese desfile), que era lo que necesitaba para amenizar las 101 salidas de ese desfile, el buen señor se quedó esperando mano sobre mano y con cara de aburrimiento mientras aquello no terminaba.

mirad la cara de interés del
Señor Nyman por todo lo que ocurre

Sentimientos encontrados: con la propuesta de Vaudelet, que plantificó a la Joven Orquesta Sinfónica Art Novum en el medio de la pasarela para interpretar una pieza compuesta para la ocasión. Una buena idea de entrada pero con un resultado que no fue lo suficientemente sorprendente.

Música enlatada

Propuesta acertada: la elección de David Delfín fue perfecta. Tuve la suerte de ver ese desfile desde backstage y en cuanto empezaron a sonar los primeros compases de la canción Lucio y yo nos miramos y dijimos a la vez ¡Björk! El tono dramático de la canción y la dureza de la letra casan perfectamente con las propuestas de Delfín. Y para rematar "La pequeña edad de hielo" de Fangoria, que hay que quedar bien con los amigos.



Propuesta errónea: La elección de Javier Larraínzar fue de traca. Kesha (una moderna wannabe que será de esas que solo tienen una canción), Pet Shop Boys y para rematar y acompañar la salida de un vestido novia digno de la futura mujer de un mafioso ruso, Lilly Allen cantando "Fuck you".


Os pongo la canción con subtítulos para que os enteréis de lo que dice

Juro que no podía dar crédito a lo que oía. No sé si nadie en su equipo sabe inglés, si consideran la musiquita muy molona o qué tipo de criterio utilizan para elegir la música, pero esta canción en ese momento no puede ser peor. A no ser que todo ese desfile fuese de cachondeo, que es una opción, porque después de ver en el dossier de prensa que las "joyas" (así lo ponía en el dossier, y si no tuviese tan mala cabeza no lo habría perdido y podría haberlo escaneado) era de Christian Lay, puede ser que todo tuviese que estar a la altura de la joyería. Si todo era una broma, entonces me retracto y el cierre fue redondo.

Sentimientos encontrados: con la elección musical de Ailanto. Demasiadas cosas y sin demasiada relación unas con otras: La vie en rose, Rock me Amadeus, Los Rolling con "She comes in colors everywhere" pero como fue el único que también se acordó de Madonna y su "Causing a commotion" pues le perdono todo el batiburrillo anterior.


Sí, lo sé, soy una blanda y busco cualquier excusa para que suene Madonna.

0 Response to 'Música y desfiles'

Post a Comment